embolizacion

¿Qué es la embolización?

La embolización es un proceso utilizado para detener sangrados o impedir el flujo de sangre a tumores o áreas de tejido anormales. Suele usarse para tratar el cáncer de hígado, de riñón o tumores neuroendocrinos. 

Para impedir el flujo en un vaso sanguíneo se suelen utilizar partículas como esponjas de gelatina o perlas minúsculas. De esta forma se evita que la sangre siga llegando a los tumores y así detener su crecimiento.

¿Cuáles son los tipos de embolización más comunes?

1. Embolización arterial

Durante este procedimiento se realiza un pequeño corte en la parte interna del muslo y se introduce un tubo delgado (catéter). Este tubo se guía hacia una arteria cercana al tumor o tejido anormal y se inyectan pequeñas partículas que detienen el flujo de sangre. Suele usarse para tratar fibromas uterinos, aneurismas y otras afecciones.

2. Quimioembolización

Si bien es cierto que todos los procesos de embolización tienen el mismo fin, la quimioembolización se realiza específicamente después que se administran medicamentos contra el cáncer en los vasos sanguíneos cercanos al tumor. En algunos casos, el medicamento se adhiere a las pequeñas partículas que se inyectan en las arterias, logrando que una mayor cantidad de medicamento llegue al tumor para destruirlo.

3. Radioembolización

La radioembolización combina la embolización y la radioterapia para tratar algunos tipos de cáncer como el de hígado. Consiste en colocar pequeñas bolitas de vidrio que contienen el radioisótopo Itrio I-90 dentro de los vasos sanguíneos que alimentan el tumor. Esto no solo bloquea el suministro de sangre, sino que también emite una alta dosis de radiación directa al tumor.